<
>

Esteban Chaves mantuvo el 17º lugar en la Criterium de Dauphiné

Chaves llegó a 11 segundos del ganador de la etapa, Bouwman. Getty Images

MADRID -- El colombiano Esteban Chaves (Orica-Scott) finalizó este martes en 42º lugar la tercera etapa del Dauphiné, en Francia, tras arribar a 11 segundos del ganador del día, el holandés Koen Bouwman (Lotto Jumbo), y con ese resultado logró mantener el 17º lugar en la clasificación general, que lidera el belga Thomas De Gendt (Lotto Soudal).

De esa manera, Chaves se mantiene a la expectativa de meterse en el Top 10 de la carrera, que este martes se disputó entre Le Chambon-sur-Lignon y Tullins, en un recorrido de 184 kilómetros.

Bouwman, por su lado, fue el más fuerte al esprint entre los seis corredores que hicieron buena la escapada del día, y por eso se anotó la victoria en la tercera etapa.

El holandés, de 23 años, no lo podía creer en meta, pero su juventud y descaro le permitieron cumplir este sueño, ya que sorprendió a sus otros 5 compañeros de la aventura que nació en el primer kilómetro con un ataque lejano que no tuvo respuesta por sus rivales.

El ultraligero Bouwman, vestido con el maillot de puntos de la montaña, voló a la hora de la verdad, soltando su carta a 300 metros de la pancarta de meta. Su órdago la permitió obtener la victoria más importante de su carrera. Batió, con un tiempo de 4h.06.06 al lituano Evaldas Siskevicius (Delko Marseille) y al belga Frederik Backaert (Wanty).

El pelotón llegó tarde a la caza. Se durmió en los laureles y el error de cálculo imposibilitó lucirse a los esprinters, dejando así escapar una buena oportunidad para el triunfo. Con Arnaud Demare (Francaise) se presentó con 8 segundos de retraso.

Con ellos los favoritos, todos en sus marcas y sin incidentes de ningún tipo, pensando en la cronometrada del miércoles, donde el esfuerzo individual empezará a marcar el territorio de cada uno. Los Alberto Contador, Alejandro Valverde y Chris Froome empezarán a pedir voz y voto al cronómetro. Mientras, otro día de gloria para el belga De Gendt.

Una jornada de persecución permanente. Bouwman y Vermeulen (Lotto-Jumbo),Nauleau (Direct Energie), Backaert (Wanty), Pacher y Siskevicius (Delko Marseille) se despegaron del grupo apenas se habían alejado de Chambon-sur-Lignon.

Nunca tuvieron una gran diferencia, pero la unión hizo la fuerza y entre los seis dieron el disgusto al pelotón, a pesar de los esfuerzos del Katusha, Francaise o Dimension Data de amargarles el día. Un error de cálculo, un exceso de confianza, lo cierto es que la fuga se salió con la suya.

Y entre los aventureros Bouwman fue el más listo y el más fuerte. Sabía que su baza era atacar de lejos y así lo hizo, con la marabunta apretando las tuercas a poco más de 300 metros. Se dio prisa y al final se lo creyó. Ya tiene en su palmarés una etapa en carrera World Tour.

Este miércoles se disputa la cuarta etapa en la modalidad de contrarreloj individual entre La Tour-du-Pin y Bourgoin-Jallie, con un recorrido de 23.5 kilómetros.

Fuente:
EFE